Sugar es la mayor de nuestra ratitas. Nació en diciembre de 2015 y llegó junto con Vegan, en enero de 2016 Su vida cambió cuando de las dos ratitas que teníamos anteriormente, Ari, comenzó a enfermar, tras el fallecimiento de su hermana Nora. Decidimos buscar nuevas compañeras para Ari, y dimos con su caso. Ellas permanecían junto a un hombre que se dedicaba a criarlas y venderlas, y a través de una amiga conseguimos salvarlas sin que éste se llevara ninguna remuneración a costa de sus vidas.

Llegaron desde Barcelona, y desde el minuto 0 Sugar se mostraba más sociable. La niña dulce, como la apodamos, tiene unas características peculiares y a la vez graciosas, que hicieron que nos decidiésemos por su nombre. Tiene las patitas delanteras, la tripa y la punta del rabito blancos. Siempre decimos que es porque le encanta la azúcar, y va manchada todo el día ;)

Es una ratita muy confiada, juguetona, divertida y aventurera, le encanta ver el mundo en los hombros de alguien, las alturas son el mejor lugar para ella. Si encuentra un sitio que quiere conocer no se lo piensa dos veces y allá que va corriendo. Pero como buena hermana mayor, siempre cuida de Vegan, y va detrás de ella cuando cada una decide ir por separado a corretear, para que le cuente qué ha hecho.

A principio de Noviembre, junto con Vegan la llevamos a esterilizar entendiendo que esta operación puede ser determinante en la prevención de tumores mamarios a su adultez. Todo salió con éxito, aunque con Sugar nos llevamos un sustillo porque al principio no evolucionaba como su hermana. Mientras Vegan correteaba, ella dormia dulcemente entre las mantas calentitas que su mami humana le había preparada.

Si quieres conocerla, mira estas lindas fotos y ten la aventura de enamorarte de ella como lo estamos nosotras de ella.