Su mamá y papá son Free y Jackie, los cuales escondieron los huevos para que no los encontrásemos

Nació en el santuario, por lo que es una paloma que se encuentra sana y vuela perfectamente, y decidimos liberarla cuando nos mudásemos al nuevo terreno, para que si alguna vez no tenían comida, pudieran acudir a nosotras.

Les abrimos el parque, y voló durante mucho rato por los alrededores del terreno, pero al cabo de un tiempo regresó a casa, no quería marcharse. Se ha emparejado con la paloma Tami, y al ser aves que viven en pareja de por vida, no tienen intención de marcharse

Disponen de libertad total para volar, posarse en los árboles, recorrer el terreno del santuario... y todas las noches vuelve a su parque para dormir calentito en su casa con su familia :)