Proceden de una granja de la que se salvaron ellos y sus dos compañeros Roberto y Roser, que ahora viven felices y a salvo en El Paraíso de Nora, Hogar Antiespecista
Durante mes y medio han estado de acogida en casa de Roser Santos , una mujer encantadora que ha luchado por ellos, desde el momento en el que llegaron a su casa, y los ha cuidado y querido como si fueran sus hijos

Dani, tiene un gran encanto con su morrete y orejas "manchadas" de negro, es algo más mayor, sociable y extrovertido

Marco es pura ternura, con sus ojitos que desprenden dulzura y bondad, además de parecer una nube con su apariencia esponjosa de lana negra. Es más tímido, y siempre busca el apoyo de Dani.

Son dos grandes hermanos que se quieren con locura, y no se separan ni un momento, van a todos lados juntitos.

4 bebés más se han librado de la muerte, de yacer en una mesa éstas Navidades, de ser víctimas del especismo

Gracias a Carlos Barbon por traerles a su nuevo hogar, y a todas las personas que han hecho posible que Marco y Daniel se salvasen, tengan una nueva familia, y disfruten de la libertad, el respeto y amor

Bienvenidos pequeños