El verano pasado fue encontrada cuando sólo era un pollito en una caja de cartón en un cubo de basura, en pleno centro de Madrid

Era muy extraño, que se encontrasen un pollito en una ciudad, pero las fechas daban signos de evidencia de la posible razón. Vacaciones, caprichos infantiles, poca responsabilidad de sus madres y padres... ABANDONO
Aunque todo esto son suposiciones que quizás no sean lo que pasó, pero a veces nos llegamos a sorprender de la poca sensibilidad que tiene la gente con los animales

Por suerte quien la encontró decidió ayudarla y entre dos hermanos la han cuidado hasta ahora, mientras le buscaban un buen hogar donde pudiese crecer libre, feliz, y sobre todo sin peligro de ser comida, atacada, o explotada por sus huevos