Ellos son dos cabritas que se rescataron de un pastor de Alicante que iba a sacrificarlos para carne

Se salvaron cuanto tenían apenas un mes de vida, y crecieron con nuestro compañero Alejandro, pues nosotras no podíamos tenerlas, porque nos encontrábamos en el antiguo terreno y no disponíamos de espacio para ellos. Hasta que no nos mudamos, no pudimos traerlas al nuevo santuario

Son muy familiares entre ellos, están siempre juntos, les encanta hacer travesuras cabriles como subirse a lugares elevados, ponerse a dos patas para comer de las ramas más altas de los árboles, robar comida al resto del rebaño…

Tofu es el marroncito, más atrevido y trasto, el cabecilla de sus fechorías, se sube a las carretillas, se rasca la barrigota en las puertas y paredes… No para quieto ;)

Seitán es el negrito, más tranquilo y tímido, pero cuando se siente cómodo te pide que le rasques entre los cuernecetes, porque él no llega ;)

 

Estos hermanitos son muy peculiares y divertidos, dos nuevos miembros de la familia multiespecie Espíritu Libre